El tiempo pasa volando. Dentro de cinco días entrará el verano, concretamente este domingo 21 de junio. Si por algo se caracteriza esta época del año es porque las altas temperaturas no dan tregua. Para combatirlas nada mejor que darse un refrescante chapuzón en la piscina o en la playa. También podemos sobrellevar el calor eligiendo prendas más fresquitas y ligeras.

Es cierto que los niños más mayores, al igual que los adultos, cuando tenemos calor buscamos la sombra, bebemos agua y sabemos qué prendas escoger para no asfixiarnos de calor. En cambio, estas cosas tan sencillas para nosotros, no lo son para los más pequeños de la casa.

Los bebés y los niños pequeños no nos dicen lo que necesitan o cómo se siente. De alguna manera, los padres tenemos que estar atentos para saber qué necesitan o si les pasa algo. Lo mismo ocurre a la hora de vestirles. En la época estival, debemos escoger prendas cómodas y fresquitas con las que el pequeño esté a gusto, con las que no pase mucho calor.

En Bavy queremos ayudarte a escoger las mejores prendas infantiles para los más pequeños de la casa. Así disfrutarán del verano y del buen tiempo sin que pasen calor.

Opta por la ropa infantil de algodón

El algodón es un tejido transpirable, por lo que el sudor se evaporará. Esto evitará que los pequeños estén con prendas húmedas en verano, lo que prevendrá las rozaduras y las irritaciones. Además, la ropa infantil de algodón es fresquita y muy cómoda.

En el caso de bebés, es preferible que la ropa le quede un poco holgada ya que se sentirá más a gusto, más cómodo.

Cuantas menos capas mucho mejor

Durante los meses de verano podrás prescindir de las camisetas de interior. Bastará con ponerles unos pantalones cortos y una camiseta de manga corta. También podrás optar por ponerles un body de algodón corto o simplemente un pelele o ranita.

Los vestidos de niñas son perfectos porque son cómodos y fresquitos. A los niños les podrás poner un peto o un pelele sin nada más o con una camiseta de manga corta debajo si vas a salir a dar una vuelta por la tarde-noche.

En casa podrás dejarle incluso con el pañal solo. De hecho, si tienes un jardín con sombra podrás dejar que juegue (siempre a las horas de menos calor) con el pañal. Por la noche le podrás poner un pijama de verano y echarle por encima una sábana para que no se quede frío.

Protégeles del sol con prendas

La piel de los pequeños es muy sensible. Deberás protegerles del sol aplicándoles protectores solares de alta protección, SPF 50+. No les expongas al sol. Cuando salgas a la calle, deberás ponerles gorros y gafas de sol.

Otra forma de protegerles del sol es mediante la ropa. Cuando estéis en la piscina o en la playa, lo mejor es que siempre lleven una camiseta de algodón puesta. Así protegerás su piel de la radiación solar. Y tenles siempre debajo de la sombrilla.

Ropa de recambio siempre a mano

Cuando nuestros hijos son pequeños, siempre debemos llevar ropa de recambio a todos lados. Da igual que sea verano o invierno. Deberás llevar en una mochila ropa por si se manchan o por si tienen algún escape, sobre todo si les estás retirando el pañal.

Por ejemplo, si vas a la playa o a la piscina, lleva un bañador de más para cambiar a tu hijo o hija. Así le quitarás la humedad. Recuerda que tenemos bañadores para niña y bañadores para niños preciosos con los que se divertirán bañándose.